El triángulo Fleury – Saint-Pierre-la-Mer – Les Cabanes forma un conjunto original, un lugar único con tres puntos. Fleury d’Aude es un pueblo típico de Languedoc en el corazón del viñedo de La Clape. Aquí se pueden degustar los vinos de la zona o los «crus» con denominación AOP. En las inmediaciones hay 2 lugares a orillas del mar que son muy atractivos para unas vacaciones activas.
Saint Pierre la Mer

Saint-Pierre-la-Mer

Saint Pierre está situado en el corazón del Parque Natural Regional de la Narbonnaise, a los pies del macizo de la Clape, un espacio natural protegido y bordeado de estanques, ¡una localidad que os recibe para unas vacaciones de naturaleza y relajación! Aquí algunos buenos motivos para venir a Saint Pierre.

Una localidad animada

Saint-Pierre-la-Mer cuenta con 5 km de playa de arena fina. En verano, la playa se anima gracias a un «Espace Beach», una biblioteca de playa que permite coger revistas y cómics gratis e instalarse en una tumbona o en un cojín, al sol o a la sombra para broncearse y leer con total tranquilidad.

Saint Pierre la mer, tournoi de rugby

La estancia estará animada por numerosos eventos festivos: fuegos artificiales, conciertos, mercados de la tierra… Todas las noches tendréis la opción de elegir entre un mercado nocturno artesanal en el paseo marítimo o bien, una imponente feria con carrusel y caballitos para los más pequeños y atracciones de emociones para los más mayores. Todo ello en un ambiente familiar con olor a crêpe y algodón de azúcar.

Festejades à Saint Pierre la Mer

Imposible perderse

El emblemático mercado al aire libre, el más grande del litoral de Aude con más de 200 comerciantes que todas las mañanas colocan su mercancía en unos 2500 m de puestos: vinos de la Clape, aceitunas de todo tipo, productos de la tierra y de temporada, ropa, recuerdos, etc.

Los comerciantes y artesanos os proponen productos frescos en un pequeño mercado cubierto: carne, pescado, servicio de catering y algunos bistrots en los que pararse para degustar un vino local.

Saint Pierre la mer, balade, couple

Le rocher en Saint-Pierre-la-Mer

Este peñasco que se adentra en el mar corta en dos la gran playa de arena que se extiende hasta Cabanes-de-Fleury.

El lugar atrae a quienes quieran protegerse del fuerte viento, pero también a los que buscan cangrejos bajo las piedras. Conocido como «Rocher de la Vallière», fue bautizado por Louis XIV en honor a su favorita. ¡Bonito e histórico a la vez!

Actividades deportivas y naturales

Saint-Pierre-la-Mer, conocido por el viento, es un lugar para deslizarse al que se viene para practicar kitesurf. Los principiantes prefieren el surf, el optimist o el paddle protegidos en el estanque de Pissevaches. Los amantes de las novedades probarán el Wake-Park con un telesquí acuático 2.0.

Cerca de la playa y del club de vela, el poney-club del Domaine de l’Oustalet acoge a los niños para dar paseos en poni en el macizo de la Clape.

Para pasear y hacer senderismo, el macizo de la Clape, que domina Saint-Pierre, es un terreno de juego ideal para los amantes de la naturaleza. Alrededor del Gouffre de l’Oeil Doux, un impresionante lugar geológico, se pueden hacer numerosas rutas. También se pueden alquilar bicicletas BTT para recorrer el macizo.

La ruta de los vinos de La Clape

Al recorrer la pintoresca ruta de los vinos de la denominación AOC La Clape, descubriréis dominios vinícolas encantadores y auténticos. Es indispensable hacer una parada para reencontrarse con los bodegueros, la ocasión perfecta para degustar sus vinos mientras se enorgullecen contando la historia de sus viñas y de su saber hacer. Algunos pueden recibiros en inglés

Balade dans les vignes de la Clape
Plage de Saint Pierre la Mer

Les Cabanes-de-Fleury

Lejos de la excitación de Saint-Pierre-la-Mer se encuentra este rinconcito del paraíso.

Por su lado salvaje protegido y su aire de autenticidad, bien merece su nombre de «fin del mundo»

«Les Cabanes», también tienen un puertecito pesquero y un puerto deportivo en la desembocadura del Aude y en la ruta de los vinos. Este se encuentra en el corazón de un lugar salvaje con un discreto encanto y propone a los amantes de la naturaleza y de las vacaciones en libertad, kilómetros de playa salvaje.