Castelnaudary, ¡en Francia todo el mundo lo conoce! ¡O cree conocerlo! Famoso por su cassoulet, se suele hacer una parada en el Grand Bassin al recorrer el Canal du Midi. Pero además cuenta con numerosas y sorprendentes riquezas que merecen mucho más que una rápida visita. ¡Os lo hacemos descubrir!

Artesanos que aún trabajan al estilo antiguo...

Desde hace más de 2000 años, en el subsuelo de Lauragais se encuentra la arcilla necesaria para la fabricación de tejas, ladrillos, cántaros, jarras, tarros u otros utensilios útiles o decorativos, favoreciendo así la implantación de numerosas fábricas de cerámica. El taller de cerámica Not es un pequeño taller ancestral, a orillas del Canal du Midi, en el pueblo de Mas-Saintes-Puelles. Estos artesanos os reciben con una sonrisa y os muestran cómo se elabora la famosa «cassole» (el recipiente en el que se prepara el cassoulet según la tradición). Sin duda hay que visitar su taller: cantera de arcilla en el exterior, sala de tornos, sala de hornos y sala de secado.

Fabrication de la Cassole à la Poterie Not, Mas Sainte-Puelle ©Ludovic Charles-ADT de l'Aude

¡¡Su gastronomía permite tener la panza bien llena!! 

Con su fabuloso «Cassoulet de Castelnaudary» que es sin duda el plato más conocido de nuestra región, la ciudad se conoce como la «capital mundial del Cassoulet».
Compuesto de judías blancas cocidas con corteza de tocino, jarrete y paleta de cerdo fresca, salchicha y confits de pato, el verdadero cassoulet tradicional ofrece un sabor único e inimitable.

Le Cassoulet, une spécialité de l'Aude ©Philippe Benoist-Office de Tourisme de Castelnaudary

El cassoulet, también es una historia de tradición. Un verdadero saber hacer que se ha ido transmitiendo de generación en generación. Seguid la ruta del cassoulet y podréis conocer a los hombres y mujeres que participan en su calidad gustativa.

Le haricot lingot de Castelnaudary, l'ingrédient phare du Cassoulet ©Clida-Conseil Départemental de l'Aude

Para los gastronómicos

Curiosidad para descubrir: el cassoulet también se puede tomar helado, en una «cassole» con nougatine y bolas de helado de diferentes sabores, y decorado con lingotes de chocolate blanco como judías. Salado o dulce: ¡Sabor aprobado!

Cassoulet glacé

Alléluias et Glorias

Otra especialidad gastronómica de Castelnaudary, menos conocida pero que también hay que descubrir, son los «Alléluias et les Glorias». Su origen se remonta a hechos históricos: Napoleón I retuvo al papa Pío VII en Fontainebleau de 1809 a 1814. Cuando Pío VII fue liberado, en su camino de vuelta tuvo que pasar por Castelnaudary. Rápidamente se supo que dormía en un pequeño hotel de la ciudad, y fueron muchos lo que se presentaron para recibir su bendición… Pero a la mañana siguiente, cuando Pío VII se preparaba para continuar su viaje,
al atravesar la multitud, un pastelero se acercó para ofrecerle unos pasteles.

Entonces el Papa gritó «Alléluia» y entonó un Gloria como agradecimiento. Así fue como los «Alléluias» pasaron a ser una de las grandes especialidades de Castelnaudary tras el cassoulet sin duda. Estos pastelitos de limón se suelen preparar para Semana Santa… pero también se pueden encontrar en la pastelería Belloc, ¡el origen de su creación!

Descubrir el Canal du Midi

Clasificado como Patrimonio Mundial de la UNESCO, el Canal du Midi une Toulouse con el Mediterráneo desde el siglo XVII, con sus 241 km de largo. La manera más sencilla y agradable de descubrirlo, además de las espléndidas regiones que atraviesa, es recorrerlo y dejarse llevar al ritmo del agua…

Canal du Midi, écluse de Castelnaudary
Obélisque de Riquet à Montferrand ©Office de Tourisme de Castelnaudary
Table d'orientation à Montferrand, Lauragais, ©Office de Tourisme de Castelnaudary

Las aguas que alimentan el Canal du Midi se recogen en la Montaña Negra, antes de llegar al Seuil de Naurouze, el punto de partida. Es obligatorio visitar este lugar emblemático del canal con su obelisco y sus paneles que retractan todo el recorrido del agua.

Le Grand Bassin

Cerca de Naurouze, en Castelnaudary, hay que hacer una parada en el puerto de Grand Bassin. Podréis alquilar un barco sin licencia en el puerto de Castelnaudary para navegar por el Canal du Midi. Disfrutad de los servicios del puerto y os sentiréis como en casa.

En barco, andando o en bicicleta, disfrutad de un momento de relajación y contemplación del Grand Bassin con vistas a la aguja de la Collégiale, y haced una parada bajo los plataneros centenarios.

¡Un ambiente relajante sea cual sea el medio de transporte elegido!

Un poco de cultura...

Un paseo tranquilo por las calles de este pequeño pueblo también os permitirá descubrir algunos monumentos emblemáticos como la Collégiale Saint Michel, que domina la ciudad y sus alrededores, la pequeña capilla barroca Notre-Dame de Pitié con una rica decoración interior, o incluso el molino de Cugarel, un pequeño molino de viento del siglo XVII que aún conserva su mecanismo interior y desde el que se puede disfrutar de unas vistas panorámicas de la llanura de Lauragais y la Montaña Negra…