Août 1898, Fêtes de Gascogne, Premeir embrasement de la Cité de Carcassonne

Orígenes del fuego

El 14 de agosto de 1898, la Cité de Carcassonne acogió a los «Cadets de Gascogne», la célebre compañía formada por personalidades eminentes de los círculos literarios, artísticos y políticos de la época.

La ciudad celebra en su honor una gran fiesta. Hay recreaciones históricas, bailes, banquetes, desfiles...
Y, al caer la noche y como broche de estas fiestas, la ciudad vieja y sus murallas se iluminan refulgentes.
Visitantes y habitantes de Carcassonne quedan completamente subyugados. Ante el éxito de este evento, el municipio decidió celebrarlo cada año.

Desde entonces, cada 14 de julio, fecha de la fiesta nacional francesa, la ciudad truena con explosiones de bombas y cohetes, el olor de la pólvora flota en el aire y el humo envuelve la ciudad.

Cientos de miles de personas se congregan a los pies de la ciudad para admirar el espectáculo, que se ha convertido en un ritual y en un evento imprescindible en el Aude y en toda Occitania.

Excepción

En otros lugares no se pueden tirar cohetes a menos de 650 metros de un monumento. Sin embargo, en este caso, los pirotécnicos gozan de una excepción, ya que el «Embrasement» forma parte de la historia de la ciudad y de su patrimonio. Por lo demás, se respetan las normas de seguridad habituales y las normas específicas de la Cité de Carcassonne, Patrimonio de la Humanidad.

La Cité de Carcassonne la nuit

Las luces de la Cité se apagan repentinamente…

¡El espectáculo está a punto de comenzar!
Magnífico, mágico, enorme, impresionante, poético, espléndido, inolvidable… No faltan los calificativos para describir estos minutos de espectáculo absoluto. A partir de las 22:30 horas y durante casi 30 minutos, el cielo de Carcassonne pasa por todos los colores: azul, plateado, amarillo, verde, rojo, dorado, centellante. Y por todas las formas: círculos, corazones, smileys, palmeras, remolinos, etc.
Aproximadamente en medio del espectáculo, las murallas y las torres se visten de centenares de bengalas de humo rojizas. La Cité literalmente se enciende. El abundante humo llevado por el viento da a las antiguas murallas un aspecto irreal y fantasmagórico.

Cité de Carcassonne, tours

Luego, los cohetes vuelven a elevarse y explotar, esta vez, de manera más intensa, hasta llegar a la apoteosis en un grandioso broche final, que literalmente nos deja sin aliento. A lo largo de los 600 metros de fachada, miles de impactos explotan, centelleando durante unos instantes. ¡La multitud vibra y palpita al ritmo de las explosiones! ¡Niños y adultos, sin distinción, gritan extasiados!

Consejo de experto
Llegar a Carcassonne lo antes posible el día de los fuegos artificiales, ¡aunque solo sea para poder encontrar un sitio para aparcar!

Porte Narbonnaise, Cité de Carcassonne de nuit
carcassonne, feu d'artifice, cité
Cité de carcassonne, embrasement

Asistir a los fuegos artificiales

¡Atención! ¡No estaréis solos! Cerca de 700 000 personas acuden a admirar el espectáculo cada 14 de julio. Para verlo en buenas condiciones, hay que llegar muy temprano.
Podréis admirar el espectáculo pirotécnico desde las orillas del río Aude o desde los puentes que lo cruzan y que están situados en frente de la Cité.

El espectáculo es gratuito, no hay ni gradas ni asientos.

Fotografiar los fuegos artificiales

Importante: observe de dónde viene el viento.

Si viene del oeste, no hay problema.

Si viene del mar, las condiciones serán algo peores, ya que los fuegos artificiales se dirigirán hacia la ciudad, ocultando la Cité.

Si no hay nada viento, aún mejor (pero es raro que suceda).
¡No utilices el flash! ¡No te servirá de nada, salvo para iluminar a las personas que están justo delante de ti! ¡Utiliza un trípode para evitar que las fotografías te salgan movidas

carcassonne, feu d'artifice, cité

En directo

instagraminstagraminstagraminstagraminstagraminstagraminstagraminstagram

Los mejores lugares para observar los fuegos artificiales

Visibles a kilómetros a la redonda, los fuegos artificiales de Carcassonne son mucho más impresionantes cuando se pueden admirar de cerca. Los habituales tienen sus pequeños rincones secretos (que no revelan a nadie), pero te vamos a señalar algunos lugares estratégicos, que conviene saber, en el siguiente mapa:

carcassonne, feu d'artifice, cité