¡Un monumento grandioso!

La Cité es un conjunto fortificado único en Europa y muy completo: 3 km de murallas, 52 torres, un castillo, una auténtica fortaleza dentro de una fortaleza, una basílica y un pueblo que aún está habitado.
¡Ahí es nada! Es Patrimonio de la Humanidad.

Para los apasionados de la Historia se organizan visitas guiadas, pero la ciudad también encierra riquezas insospechadas, que hay que apreciar tomándose el tiempo necesario para recorrer sus callejuelas y medievales, donde es fácil volver a sentirse un niño otra vez ¡e imaginarse que se es un caballero o una dama!

Es fácil encontrar un lugar donde comer y para todos los bolsillos, e incluso alojarse en los hoteles situados dentro de las murallas.
Durante toda la temporada no faltan las animaciones: festival de Carcassonne, torneos medievales en verano, mercado medieval o procesión de antorchas en invierno (el día de la Inmaculada Concepción) y, por supuesto, ¡los famosos fuegos artificiales y el «embrasement» del 14 de julio! ¡Mítico!

Ficha técnica

Con los niños

Para toda la familia y durante toda la temporada.

Duración media

Contar con un día para la visita completa, incluido el castillo.

Condiciones de visita

Se puede acceder libremente a la Cité pero el Château Comtal y las murallas son de pago.

Patrimonio

Monumento inscrito en la Lista del Patrimonio de la Humanidad desde 1997.

Una historia agitada

¿Lo sabías?

La leyenda de Dame Carcas:
la ciudad de Carcassonne debe su nombre
a una princesa muy astuta…

Más información

Visite de la Cité Carcassonne par la porte narbonnaise ©ADT de l'Aude

Carcassonne existe desde hace cerca de 2500 años,, habiendo sido sucesivamente una ciudad romana, un vizcondado medieval bajo la dinastía de los Trencavels, víctima de una terrible cruzada, destruida, reconstruida, ampliada y reforzada, abandonada a lo largo de los siglos y, finalmente, salvada de la destrucción y restaurada gracias a Viollet-le-Duc en el siglo XIX, Fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1997.

Es posible admirar las huellas de cada una de estas épocas en los muros de esta antigua Cité: ¡un verdadero libro de historia a tamaño natural!

Balade en couple à la Cité de Carcassonne ©Philippe Benoist-ADT de l'Aude

Las murallas

Balade dans la lice de la Cité de Carcassonne ©ADT de l'Aude

El paseo por el camino de Les Lices, el descubrimiento de las murallas…

Antes de entrar en la Cité, dale la vuelta a Las Lices, un gran espacio libre situado entre las dos murallas, que permite comprender la magnitud del monumento y admirar sus 2000 años de arquitectura: desde las murallas galorromanas hasta las torres medievales y los muros restaurados en el siglo XIX. ¡Desde aquí se pueden contemplar unas estupendas vistas de la ciudad baja, la Montagne Noire y los Pirineos!

El Castillo Comtal (Castillo Condal)

Auténtica «fortaleza dentro de una fortaleza», el palacio de los vizcondes Trencavels alberga actualmente un museo. Il présente d’importantes collections et vestiges provenant de la Cité et de la région, stèles, sculptures, sarcophages, peintures murales, statues…
Carcassonne et sa Cité ©Office Municipal de Tourisme de Carcassonne

Lo mejor

Al principio de la visita se proyecta una película en pantalla gigante y permite comprender la historia del castillo y su evolución.

Más información

Vue sur la cour du Château comtal dans la Cité de Carcassonne ©Monuments de France

Punto de vigilancia
Atención a los horarios de apertura, que varían según la estación del año. ¡Prevé llegar por lo menos una hora antes del cierre, para aprovechar plenamente la visita!

La visita del castillo es un esencial para descubrir la Cité: torres, escaleras, caminos de redonda, un nuevo descubrimiento en cada rincón, nuevos puntos de vista del monumento y explicaciones muy concretas sobre los sistemas de defensa muy avanzados, que nuestros antepasados establecieron para proteger su ciudad. ¡Una inmersión total en la Edad Media!

La visita también incluye el recorrido por las murallas, con unas vistas de la región y del interior de la Cité, que no se tienen en ninguna otra parte.

La basílica de Saint-Nazaire

Asesoramiento de expertos

A visitar al principio o al final del día, cuando el sol ilumina las vidrieras multicolores.

Contemplez les vitraux de la Basilique Saint Nazaire ©Monument de France

Fue el Papa Urbano II quien, en 1096, llegó a Carcassonne y bendijo la primera piedra de la catedral en construcción. Por lo tanto, la catedral es muy antigua.

Perdió su condición de catedral a principios del siglo XIX en favor de la catedral de Saint-Michel, situada en la Ciudad Baja de Carcassonne.

En 1898 recibió el título honorífico de basílica. No obstante, sigue siendo un monumento importante de la ciudad, que no te puedes perder.

La yuxtaposición de la parte románica y la parte gótica es sorprendente, pero armoniosa, y posee las vidrieras más bonitas del sur de Francia.

A 2 pasos, la ciudad baja

La Bastide Saint Louis

Carcassonne no solo es la Cité medieval, sino también la «Ville Basse» (Ciudad Baja), también llamada bastide Saint-Louis, una ciudad viva y animada, a la que se llega fácilmente a pie cruzando el Pont Vieux, un puente medieval que atraviesa el río Aude y ofrece una visión panorámica de la Cité.

Aquí descubrirás numerosos monumentos (mansiones, iglesias y capillas, las halles, la place Carnot, donde se celebra el mercado tres veces por semana) y, sobre todo, el Canal du Midi, otro lugar incluido en la lista del Patrimonio de la Humanidad.

Vue sur la Cité de Carcassonne depuis les vignes ©Mairie de Carcassonne

Experiencia

Carcassonne, paseo medieval entre castillo y callejones

1 día

Ver la experiencia

Para ir más allá...

Más allá del monumento, la ciudad de Carcassonne dispone de una oferta amplia en términos de restauración y de alojamiento. Los más afortunados pueden incluso dormir en pleno corazón de la Cité.

Te esperan unas visitas insólitas. Descubre toda la oferta turística de la ciudad y de sus alrededores.

MUSÉE DE L'ÉCOLE

Museo CARCASSONNE

Consejos para organizarte

Estacionamiento

Es fácil estacionar alrededor de la ciudad debido a los numerosos aparcamientos (de pago) situados en las inmediaciones.

¿Cómo llegar?

En coche: acceso por la autopista A61, salida 24 (Carcassonne Est, la más cercana) o 23 (Carcassonne Ouest).
En tren: estación de ferrocarril de Carcassonne, a unos 25 a 30 min a pie, o taxi o transporte público.

¿En qué temporada?

La Cité se puede visitar en cualquier estación del año. Cada estación tiene su propio encanto: en verano hay muchos visitantes, pero también muchas animaciones, cafés y terrazas de restaurantes. En primavera y otoño el clima es suave. ¡En invierno, la ciudad es para ti solo, con un ambiente casi medieval!