El Mar Mediterráneo

Parque Natural Regional de la Narbonnaise en el Mediterráneo

El Parque Natural Regional de la Narbonnaise en el Mediterráneo es excepcional por más de una razón. Al estar compuesto des Corbières marítimos y de un extenso complejo lagunero, representa en Francia uno de los últimos grandes parajes naturales preservados, de esta amplitud y de esta diversidad, a orillas del  Mediterráneo.

Este valioso espacio debido a una gran biodiversidad alberga  una flora y  una fauna de excepción, espacios naturales, paisajes de viñedos, ciudades y pueblos, territorios de vida con múltiples facetas.

El Parque propone un descubrimiento tranquilo del territorio (senderos, salidas y alojamientos en plena naturaleza y en el patrimonio, observación de los pájaros…). Los caminantes de todos los niveles podrán disfrutar de 200 km de senderos distribuidos en 30 bucles y 2 Caminos para el Gran Senderismo y al mismo tiempo descubrir los pueblos.

Los Paisajes

Una palabra podría resumir los paisajes del litoral mediterráneo del Aude: contrastes.
Primeros contrastes en los relieves: a pocos kilómetros en línea recta, se va desde el mar y lagunas, grandes zonas de estanques de agua salobre llamados "étangs" (Bages-Sigean, La Palme , Pissevaches) a los Corbières.
El pequeño masizo de la Clape y la meseta de Leucate bordean directamente la costa. Las llanuras son interrumpidas por pequeñas colinas cubiertas de pinos carrascos, a menudo con formas suaves erosionadas por el viento.


Este contraste es permanente entre seco y mojado: islas bañadas por el sol, plantadas en el corazón del estanque de Bages - Sigean y la meseta de Leucate que hunde su acantilado sobre el mar, o viñedos que descienden a lo largo de los estanques ...

También contrastes entre las zonas desérticas y las zonas marcadas por la mano del hombre. En los Corbières, pueblos, viñedos, bosques y garrigue. En la costa las ciudades se han desarrollado, pero largas y magníficas extensiones de arena permanecen.