Historia y patrimonio

Tierra de historia y de autenticidad, el Aude es un departamento lleno de contrastes y paradojas. Castillos del País Cátaro, abadías románicas, Canal du Midi, Carcassonne la medieval o Narbonne la romana, las épocas se han sucedido paulatinamente: nuestra ruta es un viaje en el espacio y en el tiempo...

El castillo de Aguilar

 Las ruinas del castillo de Aguilar se hallan erigidas en la punta de una aguja rocosa. El recinto más alto está ocupado por la parte más antigua, en forma poligonal, con la punta orientada hacia la zona de ataque (siglo XII).

Durante la segunda mitad del siglo XII, perteneció a los señores de Termes. Ocupado por Simón de Montfort en 1210. En 1246, el rey Luis IX instaló allí una guarnición. Hacia finales del siglo XII los ingenieros reales lo modificaron. Era uno de los "cinco hijos de Carcasona" que vigilaban la frontera con Aragón. Tras varios ataques españoles durante el siglo XIV, fue abandonado definitivamente en 1569.

El castillo de Arques

Situado a 50 km al sur de Carcassonne, y a 24 km. al noreste de Quillan, el castillo de Arques es un remanso de paz bañado por su lago y rodeado de bosque.

El pueblo y el castillo : Los primeros manuscritos en que aparece mencionado Arques datan del año 1011. El pueblo se caracteriza por poseer elementos de los dos estilos artísticos que se sucedieron en la historia de la arquitectura de la Edad Media. A una centena de metros al oeste del pueblo, las piedras doradas del castillo de Arques se alzan en la cima de un monte.

Este conjunto de los siglos XII y XIV dominado por una elegante torre del homenaje de quince metros de alto, es una obra maestra de la arquitectura gótica inspirada en la Ile de France. Conjugando elegancia, lujo y estructura militar. Restaurada recientemente, sigue siendo el testimonio de una maestría y un dominio tanto desde el punto de vista técnico como artístico propia de los grandes constructores de la época medieval.

En el centro del pueblo de Arques, se visita la casa de Déodat Roché, museo del catarismo.

Los Castillos de Lastours

Edificados en la cima de un zócalo rocoso, a 300 metros de altitud, los 4 castillos están a la misma distancia el uno del otro. Esta situación les confería un control total de una de las principales vías de penetración del Cabardès y de la Montaña Negra. Los castillos del Cabaret, Tour Régine, Surdespine, y Quertinheux dominan con orgullo el curso del Orbiel y el torrente del Grésilhou.

El acceso a la "montaña de los castillos" se realiza a partir del pueblo de Lastours por la antigua fábrica Rabier, dedicada a la fabricación de telas. Hasta mediados del siglo XX, la actividad textil de la fabrica siguió antes de convertirse en lo que es hoy dia, una estructura turística. Alrededor del antiguo horno y de la chimenea, vestigio de un pasado industrial, diferentes espacios han sido habilitados, y albergan en la actualidad las taquillas, una tienda de souvenirs, una exposición permanente y un restaurante.
También es posible descubrir los castillos desde el Belvedere de Montfermier que ofrecen espectaculares vistas panorámicas del lugar y sus alrededores.

Puerta de entrada del Cabardès desde la Alta Edad Media, los cuatros castillos que componen Lastours tuvieron una gran importancia estratégica durante la Cruzada contra los Albigenses.

El castillo de Peyrepertuse

Peyrepertuse domina desde un promontorio todo el sur de los Corbières. La amplitud de estos vestigios y la calidad de sus construcciones convierten al castillo de Peyrepertuse en el conjunto más importante y destacable de la arquitectura militar de la Edad Media en el Languedoc.
Construido en una cresta montañosa que parece caer vertiginosamente, el castillo posee tres recintos con una superficie de trescientos metros de largo y encierra en el interior de sus murallas más de una hectárea de edificios en ruina: aposentos, capillas y salas de guarnición.

Se celebra anualmente el festival medieval más grande en el sur de Francia, muchas tropas animan el castillo y un pueblo medieval reconstituado.

Peyrepertuse se convirtió en fortaleza en 1240 (lugar fortificado), Luis IX lo erigió como uno de los baluartes más temibles de la frontera sur del reino de Francia. Fue uno de los "cincos hijos de Carcasona".

El castillo de Puilaurens

Lugar estratégico por excelencia, el castillo de Puilaurens se alza sobre una aguja rocosa que domina el valle de la Boulzane, a700 metros de altitud : barrera de una de las puertas del Fenouillèdes.

Puilaurens, representa una de las fortalezas de defensa más completa, de ahí su papel pedagógico por excelencia. 

Este castillo presenta dos conjuntos arquitectónicos diferentes; el primer recinto alberga la torre del homenaje así como una torre llamada "la Torre de la Dama Blanca". Al final de un camino rocoso y pedregoso, llegamos a los primeros elementos de defensa del castillo, Un escollo estratégico que dificultaba el acceso en caso de ataque.

Este castillo, que albergó a numerosas personalidades cátaras, fue la última de las ciudadelas y refugio inviolable de los señores de Peyrepertuse y de todos aquellos que vivían en la clandestinidad. Fue uno de "los cincos hijos de Carcasona". Durante cuatro siglos Puilaurens fue la fortaleza situada en la zona más meridional de Francia.

El castillo de Puivert

Al oeste del castillo de Puivert subsisten los vestigios del "viejo castillo", conquistado en 1210 por Simón de Monfort.

Al este, la imponente torre del homenaje con sus treinta y dos metros, construida en el siglo XIV conserva varias salas con bóvedas ojivales.

En la parte superior, ocho esculturas, pinjantes (salientes en piedra que soportan la caída de un arco) representan unos músicos y sus instrumentos: según nos cuenta una antigua leyenda, Puivert fué escenario de un famoso encuentro de trovadores en el siglo XII. Dada su importancia, esta temática de la música y de la poesía medieval meridional vuelve a reencontrarse en el Museo del Quercorb.

En el pueblo de Puivert está el Museo del Quercorb con el l’Instrumentarium dedicado a la música medieval.

El castillo de Quéribus

Para el que accede desde el litoral, esta antigua fortaleza que se alza sobre un impresionante pico rocoso le marca la entrada al País Cátaro. Fue uno de "los cincos hijos de Carcasona".     
Durante la cruzada contra los albigenses, el castillo que entonces estaba gobernado por Chabert de Barbaira acogia a numerosos herejes y a los llamados falsos caballeros. En 1255, once años después de la caída de Montségur, este bastión de resistencia cátara caia en manos francesas.

Es un excelente ejemplo de arquitectura militar, el castillo es famosos por su torre del homenaje poligonal y su sala de estilo gótico primitivo cuya bóveda descansa sobre un poderoso pilar circular que se abre en forma de palmera.

En la actualidad una escalera de caracol permite ascender hasta una terraza situada en lo alto de la torre del homenaje. Con sus 728 metros, permite descubrir el grandioso paisaje del Fenouillèdes, la llanura del Rosellón y de los Corbières.  

El castillo está situado en el territorio del municipio de Cucugnan, conocido por su famoso cuento occitano de Achille Mir, retomado por Alphonse Daudet en "Las cartas desde mi molino".

En el centro de la villa se ha instalado el pequeño teatro Achille Mir.

El castillo de Saissac

En el corazón de las Montaña Negra, al noroeste de Carcassonne el castillo de Saissac se pone delante de un paisaje único con los Pirineos en el horizonte.

 Durante la Edad Media, poderosos señores controlaban toda la parte occidental de la Montaña Negra. Eran los grandes vasallos del vizconde de Carcassonne, que lo apoyaron en su lucha en la famosa cruzada de los Albigenses.

Del castillo tan solo quedan imponentes e impresionantes ruinas. Una muralla en forma de cuadrilátero irregular de ciento veinticinco metros de largo y treinta metros de ancho, flanqueada de torres redondas y con una torre del homenaje poligonal.

El castillo de Termes

Situado en las Hautes Corbières, en un territorio al que da su nombre (el Termenès), el pueblo de Termes aparece pintorescamente adosado de forma escalonada a las laderas de una colina.

Siempre bajo la protección de su castillo que se erige en una cima escarpada y rocosa, ofreciendonos una vista única de las Hautes Corbières.
¡Quién podría imaginar hoy que estas ruinas que aquí se alzan fueron una de las grandes señorías medievales del Bajo Languedoc ...! La prestigiosa familia de Termes fue la propietaria hasta 1228.
En 1210, durante la Cruzada contra los Albigenses, la fortaleza resistió durante cuatro meses el asedio de los cruzados conducidos por Simón de Montfort. Finalmente Termes fue vencido….por la enfermedad.

Este nido de águilas que parecía inexpugnable, se convirtió en fortaleza real en 1260 para ocupar un lugar estratégico, frente a la frontera aragonesa. Fue uno de los "cinco hijos de Carcasona". .

El castillo de Villerouge-Termenès

A unos cincuenta kilómetros al sudeste de Carcassonne y a unos cuarenta al oeste de Narbonne, Villerouge Termenès es la puerta mediterránea de los Hautes Corbières.

Situado en pleno corazón de un pueblo medieval, el imponente castillo flanqueado por cuatro torres llama la atención por su grandeza (siglos XIII y XIV).

Una de las alas del edificio alberga distribuida en tres niveles una original exposición (con la ayuda de unas proyecciones audiovisuales) bajo el título "El Mundo de Guilhem Bélibaste, el último de los perfectos cátaros". Audio, vídeos, maniquíes, diaporamas, pinturas al fresco y maquetas se suceden para sumergirnos en el siglo XIV. Los destinos entrecruzados de Bélibaste (quemado vivo en la hoguera en Villerouge en 1321) y del arzobispo de Narbona Bernard de Farges (Señor del lugar) evocan el catarismo, el poder del arzobispo de Narbona y la vida cotidiana en el siglo XIV.

Para prologar este viaje de mas de setecientos años de historia, no deje de degustar las recetas de la Rôtisserie Medieval, situada en el ala oeste del castillo. Ambientada en un decorado que recrea el de la Edad Media, incluyendo la vajilla, propone recetas de época recuperadas por grandes especialistas especialmente para Villerouge. Se trata de un establecimiento único en Europa.